No confíes en Peter Pan

Está bien mojarse cuando te pones a nadar; si no, ya no resulta tan agradable.
Pocos comportamientos ajenos nos resultan tan irritantes que aquellos que muestran nuestros propios defectos de modo poco favorable.
El mango de la navaja del mal corta más profundamente que la hoja.
Siempre recordaba con incomodidad que todos los habitantes de la Tierra de una latitud ven las mismas estrellas en el cielo. Y, sin embargo, no hay dos culturas que vean las mismas constelaciones. Las pautas que percibimos vienen determinadas por las historias que deseamos creer.
La tragedia griega tenía una idea simple. Una gran verdad: la fuerza de un hombre es también su debilidad.
No creemos lo que pensamos porque vemos lo que vemos, sino que vemos lo que vemos porque pensamos lo que pensamos. Las ideas preconcebidas pueden fácilmente invalidar datos ópticos, incluso hacernos ver cosas que no están ahí.
La culpa es un doloroso deseo de armonía, una necesidad de compensar por una infracción propia, de restablecer el equilibrio, la coherencia. Una coherencia entre lo que se cree y cómo se actúa. Cuando mis acciones son incoherentes con mis valores, creo una brecha, una fuente de tensión. La brecha crea incomodidad. Consciente o inconscientemente, intentamos cerrar la brecha. Buscamos la paz mental que nos proporcionará cerrar esa brecha, compensar por la infracción.
Hay estrellas tan distantes que sus tenues puntos de luz no se registran en el centro de la retina, cuya sensibilidad es ligeramente menor que la del resto de sus superficie. La única forma de ver estas estrellas es mirar varios grados a un lado y a otro. Bajo un escrutinio directo, la estrella es invisible, pero apartar la mirada y allí está.

No confíes en Peter Pan, John


Hoy, un poco más tarde de lo habitual, os traigo el último libro de la saga de novela negra de John Verdon, protagonizada por Davey Gurney. Pero antes de hablar del libro os pongo en antecedentes sobre el personaje. Davey Gurney es un detective de homicidios de Nueva York que se ha retirado en la cima de su carrera para trasladarse con Madeleine, su mujer, a una casa apartada de la ciudad, donde disfrutaran de una vida plena, sana y tranquila. O al menos esa es la idea inicial porque se queda en eso, porque él es un policía excepcional y sus cualidades no le dejan desconectar. Al poco de haber dejado Nueva York un compañero de universidad se pone en contacto con él porque está recibiendo una serie de anónimos con amenazas veladas. Así se involucra de nuevo con un asesino en serie, y esto se convierte en el punto en común de los 3 libros anteriores.

En “No confíes en Peter Pan” Gurney está totalmente mentalizado en dejar de lado las persecuciones, las pruebas, los asesinatos y quiere involucrarse en la nueva vida que ha adoptado su familia. Pero en esta ocasión aparece Jack Hardwick, otro policía al que le debe un gran favor, y le propone una asociación para desbaratar las investigaciones más “chapuceras” llevadas a cabo por otros policías. Así se ve inmerso en el caso Splater, en el que una mujer ha sido acusada de asesinar a su marido en el entierro de su madre. Al leer el caso se da cuenta de que hay fallos en la acusación y decide investigar junto con Jack y su pareja (también policía) para conseguir la revisión de la condena.

Me encanta Davey Gurney como policía. Como persona me parece bastante egoísta, la que realmente me cae bien es su mujer. En cuanto a los libros, me gustan muchísimo los cuatro. Los  dos primeros me llevo más tiempo leerlos pero los dos últimos los leí en una semana. Me gusta como se van desvelando poco a poco las claves de los casos, me han enganchado desde el principio y siempre me dan tentaciones de mirar la última página…

Os dejo los títulos de los otros tres:

“Sé lo que estás pensando”

“No abras los ojos”

“Deja en paz al diablo”

¡Espero que os gusten! 😉

Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s