Pesadilla

Porque aunque ahora estaba vivo, a veces le atormentaba su recuerdo y tenía la sensación de que hasta que no consiguiera su venganza no disfrutaría de su existencia. Había sido el día más largo que recordaba desde aquel tan trágico que parecía perderse en la nebulosa de su infancia pero que estaba grabado a fuego en su memoria.  Cerró los ojos e intentó dormir. Tan solo habían transcurrido 30 minutos cuando se despertó bañado en sudor. Otra vez esas manos. Unas manos pequeñas, de niño. Están ensangrentadas y les faltan algunas uñas. En las que aún conserva hay restos de tierra negra. Hace tanto frío que le duelen. Eran tan reales que tuvo que encender la luz para comprobar que solo era el pasado que volvía a robarle el sueño.

Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Cosas mías y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s