Tim Burton y Johnny Depp

El pasado fin de semana vi en la Sexta “Charlie y la Fábrica de Chocolate”, que es una de las películas de Johnny Depp que más me gusta. En realidad, todo lo que tiene el toque de Depp me acaba encandilando, por eso es uno de mis actores favoritos (por detrás de Morgan Freeman)

El caso es que a raíz de esta película, dirigida por Tim Burton, me puse a recordar otras protagonizadas por este dúo y de paso, a buscar si hay alguna más de las que conozco. En total son 8:

Eduardo Manostijeras (1990)

Ed Wood (1994)

Sleepy Hollow (1999)

Charlie y la fábrica de chocolate (2005)

La novia cadáver (2005)

– Sweeney Todd (2007)

– Alicia en el País de las Maravillas (2010)

– Sombras tenebrosas (2012)

De estas 8, he visto 4, de las que os voy a hacer un pequeño resumen. Empezamos:

Eduardo Manostijeras (1990): Eduardo es un joven tímido y muy peculiar que en vez de manos tiene unas enormes tijeras. Su historia es sencilla, un hombre lo fabricó pero antes de colocarle las manos murió. Vive solo en una mansión abandonada. Nadie sabe que existe hasta que un día llega una mujer vendiendo cosméticos a domicilio y le descubre. Al verle solo y desamparado decide llevarlo a su casa donde convivirá con su familia y las vecinas de esta. Al principio se dedica a cortar los arbustos de los jardines, dándoles formas originales para convertirse más tarde en el peluquero más famoso de la ciudad. Lo que más me gusta de esta película es la historia de amor que surge entre él y Kim (Winona Ryder). Me encanta la escena en la que ella baila bajo las virutas de hielo que caen de una estatua que Eduardo está tallando.

– Sleepy Hollow (1994): Es la historia de Ichabod Crane, un joven investigador que es destinado por un magistrado de Nueva York a Spleepy Hollow, un pueblo en el que se está decapitando a sus habitantes. Crane es un obseso de la lógica y la razón que quiere descubrir la verdad sobre estos asesinatos aunque todos los ciudadanos le digan que es obra de un jinete sin cabeza. Una vez descubre que el jinete es real, se abre ante él el mundo de la magia negra, en el que se introduce de la mano de Katrina Van Tassel (Christina Ricci). Me encanta el toque gótico que caracteriza esta película ya que refleja la fascinación de la época victoriana por las artes oscuras y la magia (por entonces se había publicado “Frankenstein” de Mary Shelley en 1818; “Drácula” de Bram Stoker en 1897; y Houdini llenaba los teatros de todo el mundo).

– Charlie y la fábrica de chocolate (2005): Willy Wonka es el dueño de la fábrica de dulces más famosa del planeta ya que sus caramelos no tienen rival. Tras muchos años de aislamiento y clausura, Willy decide abrir sus puertas a 5 niños afortunados, que serán seleccionados por puro azar, ya que las invitaciones, unos cheques dorados, están escondidos en chocolatinas repartidas por el ancho mundo. Entre ellos se encuentra Charlie, un niño humilde, que apenas tiene para comer. Durante el recorrido de los muchachitos por la fábrica a cada uno le va sucediendo algo, relacionado con su forma de ser y su educación. Lo que más me gusta de esta película es que, a pesar de estar dirigida al público infantil, tiene un punto tenebroso que hace pensar en si realmente está concebida para los niños. Sin olvidarme de los “Oompa loompa”, con esas canciones tan pegadizas, que cada vez que aparecen en escena me arrancan cientos de sonrisas.

– Alicia en el país de las maravillas (2010): Esta película es una adaptación muy extraña del clásico de Lewis Carroll. En ella, Alicia, una joven, huye de la pedida de mano de su hermana mayor, persiguiendo un conejo blanco. Así cae por la madriguera al país de las Maravillas en el que ya ha estado una vez, aunque ella no lo recuerda. Allí la recibe el Sombrerero Loco (Johnny Depp) y la pide ayuda para cumplir la profecía, según la cual deberá matar al Galimatazo para destronar a la Reina de Corazones y restituir en el trono a la Reina Blanca. Para el resto del mundo no sé pero para mí el protagonista indiscutible es el sombrerero porque sin él la película perdería todo su encanto. Alicia es más bien sosa, aunque he de reconocer que la Reina de Corazones (Helena Bonham Carter, otra imprescindible de Burton) es fantástica también.

En resumen, debo decir que entre las grandes colaboraciones del cine en mi opinión ésta es la más completa. Tim Burton crea mundos mágicos y góticos habitados por personajes tenebrosos a los que sólo un actor como Johnny Depp puede llevar al climax. Desde aquí les deseo larga vida cinematográfica a los dos.

P.D: Que me perdonen los cinéfilos/expertos en cine si he profanado algún clásico… 😉

Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s