Es medianoche. A través de una noche fría llega el sonido del reloj de la estación del Norte. No tardará en anunciarse la llegada de nuestro tren. Pero esta vez no. Esta vez dejaré que pase de largo. Seguiré pensando en los días en los que ese tren nos acercaba, cuando mi único destino eran tus brazos.

Esta noche siento también el traqueteo, el vaivén del vagón… Una vez más recuerdo que cuando escuchaba la melodía de un tren que se despedía de los andenes de la estación era consciente de lo lejos que me llevaba de ti.

Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s