Como un día de Marzo

A veces soy con un día de Marzo que amanace despejado pero puede acabar lloviznando…sé que en un instante estoy eufórica y al siguiente transpiro nostalgia por cada poro. Reconozco que hacen falta mil vidas para entenderme porque a veces ni yo misma me entiendo.

Y entonces llegaste tú. Tú, que siempre tienes la palabra adecuada para mí. Tú, que sabes que cuando discutimos, o más bien discuto porque tu nunca te dejas llevar por mis arrebatos, necesito desahogarme, que nunca pienso lo que digo y enseguida va a ser todo como antes. Tú, que me calmas. Tú, que me haces sonreir sólo con estar a mi lado. Tú, que has sabido entenderme. Tú y tu paciencia infinita…

Y yo, a veces tan egoísta que sólo me acuerdo de lo mucho que te quiero cuando creo que a lo mejor mañana ya no te tengo; cuando dejamos de hablar unos días y noto lo silenciosa que se queda la vida sin tu voz; cuando suena la melodía de un tren que se despide de los andenes de la estación y soy consciente de lo lejos que me lleva de ti; cuando veo nuestras fotos, recuerdos nuestros momentos…

Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s