En el cruce de caminos

Cómo puedes elegir un camino si no sabes hacia donde quieres ir? Yo sé hacia donde quiero ir pero me dan miedo las dificultades que me pueda encontrar por el camino. No es que sea cobarde, sólo que hay experiencias que no me gustaría repetir porque duelen sólo al ser recordadas. Además, elegir un camino significa abandonar otros y nunca estoy decidida a hacerlo porque nadie me asegura que si en algún momento del viaje quiero darme la vuelta habrá otro lugar en el que refugiarme de la tormenta. El mayor problema es que a veces las decisiones implican a otras personas que se esfuerzan en hacer cosas para agradarme, para que me sienta mejor, para ayudarme…y me da miedo no saber responder como los demás esperan, como se merecen. Sin embargo, a veces me arrepiento de no haber actuado antes, de haber visto como se iba el tren sin hacer el esfuerzo de alcanzarlo, y eso es mucho peor que elegir mal, porque en ocasiones alcanzas un punto de no retorno y da igual que hagas todo lo posible para regresar, porque ya no puedes porque como dice un proverbio chino: "Añorar el pasado es correr tras el viento"

Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s