Un libro

Su boca no pudo terminar de pronunciar su nombre porque aquella mujer había bajado la cabeza hasta introducir la mitad del pene en su boca y, posando su lengua sobre el miembro en el interior de aquella, apretó sus labios y levantó de nuevo la cabeza al tiempo que retorcía su cuello de tal manera que Henryk no pudo aguantar más. Para cuando la boca de la rubia había terminado de subir en espiral a lo largo de su miembro, éste estaba ya corriéndose mientras las manos de aquel hombre apretaron su sexo como si le quemara, llorando y viendo a Chase levantarse, robarle un diskette de la mesa y desaparecer en la oscuridad de la suite con el sonido de la puerta y del ascensor como punto y final.
Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un libro

  1. Lolo dijo:

    eh aki lo qpasa cnd uno esta ocupado en "asutos importantes" xDDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s