Una por mamá

El nacimiento de Mari: Monte Txindoki

Su figura emblemática es cobijo de un sinfín de leyendas de honda raigambre. Tal es su magia de montaña que en ella se asineta el origen de la Dama Mari, el ser más emblemático de la mitología vasca. Así se cuenta que en el caserío Iraregi, situado en su falda, habitaba la joven Mari. Cuando un día de fiesta no quiso acudir a misa, tal como le indicó su madre, ésta enfadada deseó que a su vuelta un espiritú infernal se la hubiese llevado. Así ocurrió y un genio malvado la transportó a la sima que se abre en el monte Txindoki. Al poco tiempo se apareció a sus familiares para pedirle que le liberasen  del diablo que la tenía encadenada an la oscuridad subterranea. Para ello debían tomar los rosarios bendecidos de la casa, colgarlos del nogal que crecía a la puerta del caserío y tras varear el árbol, tomar las nueces y llevarlas a Roma. Nada hizo al respecto su familia, por lo que apareció de segundas pidiendo que, junto a la sima, construyeran un pequeño altar. Así lo hicieron pero, al olvidar la ornacía para la imagen religiosa, la joven quedó para siempre convertida en un genio de carácter diabólico. Se sabe cuando sale de su morada porque una hoz de fuego cruza el cielo camino del as simas de Aralar.

Fuente: Lugares mágicos de Euskal Herria

Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s