Recuerdos en la noche IV

Y así regresamos a nuestro hogar, tal y como nos fuimos, mi abuela tenía aún en los ojos aquella tristeza que un día llegó para quedarse. Desde nuestra vuelta pasaba todo el tiempo con ella, hablando de su vieja habitación en la que estaba rodeada de libros, fotos y aquella bandera de la que tan orgullosa estaba; de un patio de colegio donde las voces de niños jugando al fútbol se oían por encima del ruido de los coches; de las carreras de motos que siempre ganaba un tal Rossi y también de lo que más le gustaba en el mundo, ir a pescar con su abuelo. Su vida pasaba delante de mis ojos como si fuera la mía propia. Procuré que aquellos momentos, los últimos de su vida fueran los más felices en mucho tiempo. Al poco tiempo de su muerte, me di cuenta de que lo que aquella pobre mujer echaba tanto de menos no era su pueblo sino la época de su vida que transcurrió allí. Espero que, esté donde esté ahora, se sienta feliz.

Anuncios

Acerca de Dama Roja

25% Sangre coruñesa + 25% Sangre bilbaína + 50% Frío palentino = 100% Verove. Maestra de Infantil y Escritora frustrada (algún día). Algo rara pero original!!
Esta entrada fue publicada en Mis cuentos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Recuerdos en la noche IV

  1. Julio dijo:

    Me ha encantado, me ha gustado mucho, me ha emocionado. Nuestros mayores… siempre tan olvidados…Me ha gustado mucho. Gracias por pasarte por mi space, no dudes qeu me pasearé por aqui más a menudo.Un abrazo y felices vacaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s